miércoles, 25 de abril de 2007

Jorge Di Paola - Dipi

A los 66 años, falleció Jorge Di Paola.
Reproducimos aquí el saludo final de Juan Carlos Gómez; uno de los más fervientes GOMBROWICZIDAS.
ADIOS JORGE

Se nos fue Jorge Di Paola Levin, el Osiol, el Asno, uno de los integrantes del cuarteto Gombrowicz en la película de Fischerman.
Di Paola, Rússovich, Betelú y yo fuimos cuatro de los argentinos más próximos a ese polaco inolvidable.
Periodista y escritor sobresaliente Di Paola nos dejó anteayer en el legendario Tandil, esa ciudad del sur que Gombrowicz mitologizó en sus diarios y en su epistolario.
Para que los gombrowiczidas lo recuerden junto a Gombrowicz aquí va LA BODA, una carta que le escribió a Osiol hace más de cuarenta años.

LA BODA

Una carta sabia y razonable, unos consejos matrimoniales que le dio a Osiol y sobre los que Quilombo me escribió: "en teoría parecen ciertos, pero lo jodido son los trabajos prácticos"

Vence, 6 de agosto de 1965
Mi estimado Osiol, me dicen que te has casado. Ja, ja, ja! Acaso con la niña que se espantaba con mi voz por teléfono? Sospeché un tiempo que era una intriga de tus compinches para sacarme el regalo de boda, por otra parte no soy tan estúpido como para regalarte algo que se hundiese en todo el montón de otros regalos; de modo que ahora voy a notificar a la ESWIE (María Swieczewska) que te haga llegar algunos pesitos para que puedas invitar a tu mujercita a tomar café con leche con medialunas.
Mi querido Osiol, ya se ve que mis consejos no llegan a tus oídos. Primero: embriagado por las glorias relativas de tu debut no prestaste oído a mis humildes enseñanzas sobre la tapa de Hernán. Después: cuando te escribí una carta paternal con clara demostración de tus errores juveniles, asustado, enloquecido por el pavor, no supiste leerla en el tono de tranquila jovialidad que me caracteriza, te sentiste aplastado y aniquilado, tanto más que Flor de Quilombo con su alma provinciana, con sus gritos despavoridos, colaboró con tu alma de conejo. Ja, ja, ja. Permíteme sin embargo darte nuevo consejo en vista de tu nueva situación, consejo más valioso por cierto que el regalito humilde que te espera. Tanto más valioso que te puedo hablar de casado a casado, ya que debido a un destino que me sorprende ya llevo casi un año de casado.
La base del casamiento no es ni el amor, ni los placeres hm hm, ni la comprensión mutua de las almas, sino una CONVIVENCIA cotidiana que ante todo necesita TRANQUILIDAD, AMABILIDAD, BUEN HUMOR. Sobre esta base las dos vidas poco a poco se juntan, se penetran y llegan a convertirse interesantes una para otra. Espero pues, Osiol, que con gritos histéricos, desesperaciones bruscas, temblores o iras repentinas no vas a convertir tu hogar en casa de loco. No seas tampoco demasiado genio para tu mujercita, esos bombones se sienten muy incómodos frente a tal indiscreción masculina que se proclama genio avant la lettre. No se me escapan tus muy serias aptitudes y creo que vas a llegar a algo más que un "escritor" de esos que los hay muchos. Mas eso tiene que llegar tranquila, lentamente, hay que dar tiempo al tiempo, no hay que olvidarse de tu escasa edad, aprenda algo difícil, lo de gozar de tu edad, no sacrificarla para el futuro.
He aquí los consejos. Ya sabes que pasa conmigo, por Flor. Estoy administrando mi gloria, lo que se vuelve un tanto pesado, estoy firmando ahora como 15 contratos, con USA, Europa, también con tu humilde patria donde, parece, dieron por la radio mi "Casamiento" con gritos salvajes y sin pagarme un centavo.
Vence es una ciudad distinguidísima, a veces cinco o seis Rollce Roys veo por la ventana de mi comedor que da a la plazoleta, vienen ellos para comprar leche y otras cosas para desayuno. Los Rotschild, las condesas Carolyi, de Noailles, Safary, Dabuffet, Chagall, a veces Picasso, la mujer de Johnson, algunas vedettes, los almirantes yanqui etc. Todos vienen por aquí. A mi me visita mucha gente, pues, desgraciadamente muchos acuden a aquél que se ofrece todas las mañanas a la luz de dos velas encendidas al Santo Espíritu. Me jode la salud, pero ando un tanto mejor.
Bien, dele a tu amor un besito de mi parte, muy tierno por cierto, lastima que no lo puedo hacer personalmente, a Dios Osio.

Follow by Email